4 estrategias para mejorar la salud cardiovascular

1. Comida

Seguramente te encante comer porque tú eliges tu propia comida. En primer lugar, te recomendamos incluir alimentos en tu dieta que promuevan tu salud cardiovascular. Y es que según los expertos, una dieta saludable orientada a mantener una presión arterial normal debe contener bajas cantidades de grasas saturadas y colesterol, así como de sodio.

¿Cuál debe ser el primer paso para conseguir una dieta saludable? Para empezar a organizarla te aconsejamos sentarte a pensar antes de ir al súper y hacer tu compra semanal. Intenta que la compra sea lo más variada y equilibrada posible y no querrás parar de comer sano. Porque no hay duda de que una dieta saludable puede estar también deliciosa.

2. Complementos alimenticios

Incluso cuando has planificado tu comida saludable, ingerir todos los nutrientes que necesitas puede ser algo complicado. Por este motivo debes preguntarle a tu médico sobre la conveniencia de añadir complementos alimenticios a tu dieta. Asimismo, consulta con él si un complemento de Omega-3 es bueno para ti, ya que éste contiene ácidos Omega-3 EPA/DHA que pueden contribuir a que el corazón funcione correctamente y en unas condiciones saludables.

3. Ejercicio físico

Lograr una buena forma física practicando deporte regularmente puede ser especialmente duro si no lo has practicado durante un tiempo. Sin embargo, hay que destacar con mayúscula que el ejercicio físico es crucial para lograr un sistema cardiovascular saludable. Solo necesitas media hora al día (cinco veces a la semana) para empezar a lograr los múltiples beneficios asociados a la salud cardiovascular.

Pero, ¿cómo puedes ponerte en forma si no tienes tiempo para ir al gimnasio? Empieza recurriendo a pequeños momentos de ejercicio a lo largo del día. Por ejemplo, evita el ascensor en favor de las escaleras y haz ejercicios enfocados al peso corporal como flexiones, sentadillas o cuclillas. Y cuando acabes de cenar no te preocupes por los platos, ya que la salud es lo más importante. De esta forma, sal a la calle y vete a dar un paseo durante unos diez minutos.

4. Horas de sueño

El último de nuestros consejos para cuidar la salud cardiovascular se basa en una idea muy simple: ser activo y descansar correctamente. Un estudio realizado en la Universidad de Pensilvania ha demostrado que dormir poco aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón, por lo que intenta hacerlo 8 horas diarias.

Combina estas estrategias con las recomendaciones de tu médico y lograrás que tu corazón esté mucho más sano.