Cómo funciona el aceite de krill vs el aceite de pescado

La mayoría de las dietas occidentales resultan bajas en relación al consumo de productos que contienen Omega-3. Un incremento en nuestra dieta de alimentos ricos en éste nutriente proporciona beneficios importantes e incluso necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.[1] Tales como:

• La reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

 Reducción de la obesidad y problemas de salud relacionados con ésta.

• Mejora del desarrollo cerebral en niños y mantenimiento de una buena salud mental.

El consumo de pescado, especialmente el pescado azul, se considera importante para nuestra alimentación por su composición rica en proteínas y una amplia gama de nutrientes esenciales, como es el caso del Omega-3.[2]

¿Qué cantidad de Omega-3 debemos incorporar a nuestra dieta?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) deberíamos incluir un consumo mínimo diario de un gramo[3]. Sin embargo, no todas las personas consiguen incorporar tal cantidad en su dieta –ya sea por su estilo de vida ajetreado o, simplemente, por desconocimiento–. En este caso, los complementos alimenticios se pueden convertir en tu mejor aliado, siempre y cuando los utilices como complemento a una dieta sana y equilibrada y no como un sustitutivo alimenticio.

Los complementos de Omega-3 son populares entre aquellas personas que quieren conseguir un aporte extra de éste componente. Aunque, es cierto que puede haber algunas personas a las que los complementos de Omega-3 de aceite de pescado les resulten más incómodos por su tamaño o el regusto a pescado.

¿Qué distingue a ambos aceites?

En contraste con el aceite de pescado, el aceite de krill no produce regusto a pescado. Esto se debe a que éste se presenta en forma de fosfolípidos y permite que el Omega-3 se absorba fácilmente.

Además, contiene astaxantina, que es un antioxidante natural que previene el deterioro de los ácidos grasos Omega-3. Gracias a éste compuesto no es necesario añadir ningún conservante al complemento.

¡En Megared nos preocupamos por ti y tu salud cardiovascular!



[1] http://www.iffo.net/es/system/files/DPSP4.pdf

[2] http://www.mispeces.com/nav/actualidad/noticias/noticia-detalle/FAO-y-OMS-publican-estudio-sobre-riesgos-y-beneficios-del-consumo-de-pescado/#.V-4Y2fmLSUk

[3] http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2642-algunas-reflexiones-sobre-las-grasas.html