Consejos para cuidar tu corazón con una dieta sana

Todo lo que comemos juega un papel crucial a la hora de prevenir cardiopatías y otras enfermedades relacionadas con el corazón. Y es que adaptarse a una dieta sana para tu corazón y modificar el actual estilo de vida a uno  más saludable, puede ser a menudo difícil.

No te pierdas estos trucos sobre cómo mantener una dieta saludable para tu corazón:

1. Controla las cantidades

Muchas personas comen unas porciones más grandes de las necesarias. Y es que si llegas a casa y empiezas a atracar el frigorífico o si eres de los que piden grandes cantidades de comida en los restaurantes puede que acabes tomando muchas calorías.

De esta forma, si estás cocinando en casa empieza a medir las tazas y cucharas para controlar lo que consumes y así seguir una dieta rica en nutrientes y más baja en calorías.

2. Come frutas y verduras

Es importante que estés seguro de que comes alimentos ricos en nutrientes para así seguir una dieta sana para tu corazón. Porque este tipo de comida tiene fibras, vitaminas y minerales además de otros nutrientes importantes. De esta forma, comer una gran variedad de frutas y verduras puede ayudarte a controlar el peso, el colesterol y la presión sanguínea.

3. Come el mejor tipo de grasa

Es importante limitar la cantidad de grasas saturadas y trans que comes para de esta forma reducir el colesterol en la sangre y disminuir el riesgo de enfermedad coronaria. Porque el colesterol alto en la sangre aumenta la acumulación de placas en las arterias y el riesgo de infarto y derrame cerebral.

De esta forma, empieza cambiando las grasas menos saludables por las buenas. Esto incluye cocinar con aceite de oliva o coco en lugar de con mantequilla o manteca. Intenta usar margarina que esté libre de grasas saturadas. Además, aliña tu ensalada con aceite de oliva, vinagre y especias y prescinde de aquellos aderezos altamente saturados.

Y no te olvides de aumentar la ingesta de ácidos grasos Omega-3.  Añade a tu dieta alimentos como el salmón, las verduras y las nueces, que son ricos en Omega-3 y benefician a la salud de tu corazón.

4. Planifica las comidas con tiempo

Sabiendo qué alimentos puedes comer y cuáles puedes evitar, seguramente encuentres útil planificar tus comidas cada semana. Esto puede ayudarte a no consumir comida rápida o precocinada, por lo que procura hacer grandes cantidades de comida para tu familia y cómela durante toda la semana. También puedes encontrar recetas fáciles y rápidas para desayunar sobre la marcha. Así crearás un plan de dieta para cuidar tu corazón y además ahorrarás dinero.