Cuáles son los ácidos grasos esenciales

Cuáles son los ácidos grasos esenciales

Para llevar una dieta equilibrada y saludable, necesitamos incorporar en nuestra alimentación los llamados ácidos grasos esenciales. Pero, ¿sabemos cuáles son? A continuación detallamos los diferentes tipos de grasas existentes y dónde podemos encontrarlos.

Ácidos grasos saturados

Principalmente se encuentran en alimentos de origen animal: la carne roja, la manteca y la mantequilla, el queso y los embutidos. También encontramos algunos productos de origen vegetal como el aceite de coco y de palma que se suelen utilizar para freír los alimentos[1].

Un consumo excesivo de estos ácidos ayuda a aumentar el llamado colesterol malo. Si quieres aprender cómo bajarlo, descúbrelo en el siguiente enlace.

Ácidos grasos monoinsaturados

Pueden ayudar a disminuir el colesterol LDL (conocido como el colesterol malo), y al desarrollo y mantenimiento de las células. Además, estas ácidos grasos son ricos en vitamina E, beneficiosa para la vista y el sistema inmunitario.
Están presentes en el aceite de oliva, nueces y aguacates[2].

Ácidos grasos trans

Se recomienda disminuir su consumo. Recientes informes, como el llevado a cabo por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igual del Gobierno de España y coordinado por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), desvelan que están asociados con diferentes problemas de salud, como enfermedades coronarias y diabetes[3].

Se encuentran, de forma natural, en la leche de rumiantes y algunos animales, y, en consecuencia, están presentes en pequeñas cantidades en los alimentos derivados de estos animales. También se puede originar de forma artificial, con el refinado y la fritura de aceites[4].

Ácidos grasos poliinsaturados

También son conocidos como ácidos grasos esenciales porque el cuerpo humano es incapaz de sintetizarlos y resulta esencial incorporarlos a través de la ingesta de alimentos. Están presentes en pescados y mariscos, frutos secos y alimentos de origen vegetal como el aceite de semillas[5].

Estos ácidos se dividen en dos grupos, los Omega-6 y los Omega-3.

Los ácidos grasos Omega-3 son importantes para el normal funcionamiento de nuestra salud cardiovascular. Principalmente se encuentra en el pescado azul, como el salmón, el atún blanco o las sardinas[6]. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir un mínimo de dos raciones de pescado azul a la semana[7].

Si quieres descubrir más información sobre las diferentes clases de pescado azul, visita el siguiente artículo.

[1] http://www.nutri-facts.org/es_ES/nutrients/essential-fatty-acids/essential-fatty-acids.html
[2] https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000785.htm
[3] http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/nutricion/Informe_AGT2015.pdf
[4] http://www.fesnad.org/resources/files/Publicaciones/Informe_grasas_trans.pdf
[5] http://www.fundaciondelcorazon.com/nutricion/nutrientes/805-grasas.html