Ejercicio físico y salud, a partir de los 40

El actual y rápido estilo de vida, el trabajo, los hijos, las preocupaciones del día a día… Todo ellos son factores que pasan factura a nuestro cuerpo, el cansancio se apodera de nosotros y nuestra salud se puede ver resentida. El sedentarismo es un problema actual que puede afectar a millares de personas de diferentes edades.

En nuestro día a día, necesitamos niveles suficientes de fuerza, resistencia, flexibilidad y destreza para poder trabajar y desplazarnos sin tensiones. Estas capacidades están determinadas por una serie de funciones fisiológicas que se van deteriorando con la edad. Por ello, resulta imprescindible que nos concienciemos sobre la importancia que la actividad y el ejercicio físico tienen en nuestra vida. Gracias al ejercicio, tales funciones y capacidades pueden mejorar. [1]

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial, uno de cada cuatro adultos no tiene un nivel suficiente de actividad física. [2] Son datos reveladores ya que la actividad tiene muchos beneficios para nuestra salud y ayuda a prevenir las enfermedades no transmisibles, como pueden ser las enfermedades cardiovasculares.

Además, la actividad física no solo es favorable para el cuerpo, también lo es para la mente. Entre sus beneficios fisiológicos destacan: la mejora del estado anímico, el aumento de la autoestima y la disminución del riesgo de padecer ansiedad o estrés. [3]

Por todo ello, resulta imprescindible que nos movamos y nos mantengamos activos. En el caso de los adultos de 18 a 64 años, se recomienda practicar un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada, o 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa. [4]

Como podemos comprobar, el ejercicio físico no entiende de edades. Parece que a partir de los 40 años nos dejamos apoderar por la pereza y el cansancio, como comentábamos al principio del artículo. Sin embargo, existen actividades que se adecuan a tu estado físico y a tu edad. Por ejemplo, caminar, nadar o montar en bicicleta son actividades que no suponen un gran esfuerzo físico y que resultan muy beneficiosas para la salud. Asimismo, no requieren de mucho tiempo por tu parte, puedes realizarlo de 30 a 60 minutos al día, entre 3 y 5 días a la semana. [5]

De hecho, y de acuerdo a la Fundación Española del Corazón (FEC), caminar es uno de los mejores ejercicios que puedes llevar a cabo para prosperar la salud cardiovascular. A continuación, puedes visualizar un vídeo en el que un monitor explica cómo se debe de caminar para conseguir un mayor rendimiento y evitar lesiones:


[1] http://www.femede.es/page.php?/OtrosDocumentos/ActividadFisicaSalud

[2] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs385/es/

[3] http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/adolescencia/beneficios.htm

[4] http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/

[5] http://www.fundaciondelcorazon.com/ejercicio/para-enfermos/1087-estres-y-ejercicio.html