El salmón en la dieta de los más pequeños

El pescado puede ser un alimento difícil de introducir en la alimentación de los niños, y es lo que ocurre en algunos casos cuando los padres intentan que sus hijos coman salmón.

El pescado es importante dentro de la alimentación de los más pequeños ya que podría ayudar contra enfermedades cardiovasculares[1] y constituye una importante fuente de yodo, necesario para el desarrollo de los niños según Organizaciones como UNICEF[2].

En concreto, el salmón es un pescado rico en proteínas y fácil de digerir que contiene aminoácidos, necesarios para la salud de todo nuestro organismo. Fuente de Omega-3[3], minerales como el calcio y el fósforo y vitaminas A, B y D[4]. Algunos de estos componentes se relacionan con funciones del sistema inmunitario o control de los niveles de colesterol[5].

Los expertos proponen introducir el consumo de pescado azul en la dieta de los más pequeños a partir de los 18 meses[6], siempre bajo supervisión de un pediatra. El salmón se puede preparar hervido, al horno o a la plancha. En el caso de que sea difícil que a tus hijos les guste comer salmón, en el siguiente enlace te presentamos algunas ideas de recetas perfectas para toda la familia que pueden hacer más sencilla esta tarea, como por ejemplo:

- Brocheta de salmón

- Pizza de salmón y espinacas

- Fingers crujientes de salmón

La clave de una buena alimentación se encuentra en llevar una dieta sana, compuesta de una rica variedad de alimentos.


[1] http://alimentos.org.es/salmon
[2] http://www.unicef.org/spanish/nutrition/23964_iodine.html
[3] http://www.fbbva.es/TLFU/microsites/salud_cardio/mult/fbbva_libroCorazon.pdf
[4] http://pescadosymariscos.consumer.es/salmon/propiedades-nutritivas
[5] http://alimentos.org.es/salmon
[6] http://www.crecerfeliz.es/El-bebe/Alimentacion-y-lactancia/Consejos-para-introducir-el-pescado-en-la-dieta-del-bebe