Frutos rojos y salud cardiovascular

El estilo de vida de cada individuo resulta determinante para su salud, lo mismo ocurre con los hábitos de alimentación. Existen numerosos estudios que prueban los beneficios que aportan algunos alimentos de la dieta mediterránea cuando se trata del buen funcionamiento de nuestro corazón.[1]

Según un estudio recientemente elaborado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, el consumo regular de antocianinas, presentes en determinados frutos rojos, puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en mujeres.Esta investigación fue publicada en The American Journal of Clinical Nutrition, tras haber analizado los datos de 93.600 mujeres jóvenes. Aquellas que consumían arándanos y fresas unas tres veces por semana, presentaban un riesgo menor de infarto de miocardio en comparación con aquellas que solo consumían éstas frutas de forma ocasional.[2]

Los arándanos y las fresas contienen flavonoides, los cuales también pueden encontrarse en las moras, ciruelas, cerezas o las berenjenas. Dentro de los flavonoides existe un subtipo denominado antocianinas. El estudio demostró que este subtipo puede proporcionar beneficios cardiovasculares mediante la dilatación de las arteria.[3]

Estudios previos también apuntaban que otros tipos de flavonoides contienen propiedades antioxidantes, por lo que consiguen disminuir la oxidación del colesterol malo y reducen la presión arterial.

En concreto, el riesgo de infarto de miocardio en mujeres jóvenes y de mediana edad se reduce un 34% en mujeres jóvenes y de mediana edad que consumen más de tres porciones arándanos y fresas a la semana, en comparación con aquellas que rara vez incluyen en su dieta cualquiera de estas frutas.[4]



[1] http://congresofrutosrojos.com/wp-content/uploads/2016/07/Jose%CC%81-Antonio-Irles.pdf

[2] http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2526-arandanos-fresas-proteger-corazon.html

[3] https://www.euroresidentes.com/salud/salud-hoy/fresas-arandanos-y-corazon

[4] http://circ.ahajournals.org/content/127/2/188