La importancia de los ácidos grasos Omega-3 en nuestra dieta

 Los ácidos grasos Omega-3 son esenciales para completar una correcta alimentación y, en consecuencia, para el mantenimiento de una buena salud. Los aceites provenientes de fuentes marinas, como el aceite de pescado, son el alimento que mayor cantidad de ácidos Omega-3 puede aportar a nuestra dieta[1]. Aunque podemos encontrarlo en otros alimentos como las nueces, el pescado azul y algunas verduras.

La organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir diariamente Omega-3 y algunos estudios prueban que, el que contiene nuestra alimentación normal es insuficiente[2], por lo que algunas personas optan por añadir complementos alimenticios a su dieta.

Entre los beneficios que los estudios han demostrado con respecto al Omega-3, se encuentra la prevención de enfermedades cardiovasculares. Por ello, para aquellas personas que sufren de estas o quieren prevenirlas, es aconsejable su consumo alimenticio adecuado, preferiblemente en forma de pescado azul o aceite de pescado natural. [3]

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es aconsejable tomar un mínimo de dos raciones semanales de pescado azul. Sin embargo, en nuestro país suspendemos en esta materia. Hasta un 52 % de la población española –mayor de 40 años– no consume la cantidad mínima recomendada, según la Fundación Española del Corazón (FEC), “Encuesta de consumo de pescado azul en España 2015”[4]

Los ácidos grasos benefician, tanto a aquellos que ya sufren de enfermedades del corazón, como a las personas que simplemente quieren equilibrar su dieta para reducir el riesgo. Con su ingesta, resulta más difícil que la sangre forme coágulos, que en el futuro pueden ser los causantes de irregularidades en el sistema cardiovascular.

Según la Asociación Americana del corazón[5], las proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega-3 provenientes del pescado contribuyen a:

-          Disminuir la presión sanguínea

-          Disminuir el riesgo de arritmias cardiacas

-          Mejora de la circulación

-          Disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos aumentando y aumentan los de buen colesterol.

Por ello, es importante que, además de seguir una dieta equilibrada, debemos tener en cuenta consumir la suficiente cantidad de alimentos que nos aporten ácidos grasos Omega-3.



[1] http://www.iffo.net/es/beneficios-del-uso-de-los-ingredientes-marinos

[2] http://www.fundaciondelcorazon.com/corazon-facil/blog-impulso-vital/2642-algunas-reflexiones-sobre-las-grasas.html

[3]http://www.iffo.net/es/%C2%BFqu%C3%A9-son-los-ingredientes-marinos

[4] http://www.fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/2773-la-poblacion-adulta-espanola-suspende-en-el-consumo-de-pescado-azul-recomendado-.html