Por qué limitar el consumo de sal en la alimentación

Por qué limitar el consumo de sal en la alimentación

No cabe duda que para cuidar nuestra salud, hay que vigilar nuestra alimentación e incorporar el ejercicio en nuestro día a día, aunque sea optando por subir las escaleras andando en vez de coger el ascensor.

Todos los alimentos que consumimos repercuten en nuestra salud, algunos con un mayor impacto positivo que otros. Entre los alimentos a vigilar encontramos la sal, la principal fuente de sodio de nuestra alimentación. El sodio es un nutriente esencial para el buen funcionamiento de algunas acciones llevadas a cabo por el organismo, como la transmisión de los impulsos nerviosos.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos no deben consumir más de 5 gramos de sal por día (esta cantidad equivaldría a una cuchara de té, aproximadamente)[1]. Para limitar el consumo de sal elevado, y por consiguiente de sodio, debemos saber cuáles son las fuentes de su origen[2]:

- Agua carbonatada.
- La sal que utilizamos al cocinar y preparar los alimentos, ya sea normal, marina o yodada.
- Muchos alimentos preparados contienen grandes cantidades de sal para ayudar a su conservación.
- De forma natural, los alimentos contienen sodio. Por ello, es aconsejable recudir el consumo de aquellos que contienen altas cantidades de sal como son los embutidos, las conservas y las comidas preparadas y precocinadas. Opta por productos frescos que, por naturaleza, son bajos en sal.

Ahora que conoces su origen, te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a reducir el consumo de sal:

- Cuando estés cociendo y preparando algún plato, ¡olvídate de la sal!
- Sustituye la sal por especias como el romero, el perejil o la pimienta. En el caso de las ensaladas, prueba con un limón para aliñarlas, su sabor será más intenso.
- No pongas el salero sobre la mesa y tampoco en ningún lado visible de la cocina. Aunque parezca una medida obvia, esto ayuda considerablemente a limitar el consumo de sal.

Siguiendo todas estas medidas, se reduce un 30% su consumo[3], lo cual agradecerá tu corazón.

Si quieres saber más sobre qué es la presión arterial y cómo lograr una presión normal,o quieres descubrir más información sobre cómo cuidar tu salud cardiovascular, no te pierdas nuestra sección cómo llevar una vida saludable con los mejores consejos para cuidar tu corazón.

[1] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs393/es/
[2] http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-disposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3D1.10.Recomendaciones+nutricionales+para+una+dieta+pobre+en+sal.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DHospitalGregorioMaranon&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1352884854481&ssbinary=true
[3] http://www.parcsalutmar.cat/mar/MODUL%20IC%202%20CAST%20ok.pdf